viernes, 7 de diciembre de 2012

Uno para todos y todos para uno


Los Ilegales  










Si hay un género que me encanta es el de gánster. Películas como Scarface (la original) o Los Intocables entran sin dudas en mi top ten de siempre. No es por nada que esta peli es de las que mas esperaba en lo que va del año, y por suerte, la espera valió la pena.

Basada en hechos reales. En plena ley seca, el trio de hermanos Bondurant fabrica y vende ilegalmente alcohol en un pueblo semi rural. A pesar de estar infringiendo la ley, los hermanos llevan una apacible vida hasta que llega el Agente Especial Rakes, enviado desde Chicago para detenerlos o matarlos. Desde ese momento empezara una guerra que afectara a todo el pueblo entre los hermanos y el desalmado agente de la ley.

Además del género en que se encuadra esta peli, había otros dos motivos por los que quería verla. Uno de ellos es el director, John Hillcoat, realizador de las geniales La Proposición y La Carretera.

Quienes hallan visto esas obras, sabrán que Hillcoat toca temas como la lealtad y los lazos familiares. Esto se vuelve a ver en Lawless (nombre original de la peli), con los tres hermanos unidos contra todos, pero también fieles a sus personas allegadas, ósea, sus respectivas chicas.

Lo otro que me llamaba la atención era el reparto. Y acá viene una de mis criticas. Si bien Hardy sigue mostrando que es uno de los actores mas solidos del momento, y el villano interpretado por Guy Pearce se hace odiar desde que sale, el hecho de que la película arranque con Gary Oldman descargando una Thompson sobre un auto, para luego verlo diez minutos en el resto de la película, decepciona bastante. A esto hay que súmale que el protagonista es Shia LaBeouf, actor que no detesto, pero que queda en inferioridad si se lo rodea de bestias actorales como es el resto del reparto.

De todas formas la película no es del todo redonda como aparece. Igual que como le pasaba en La Carretera, parece que Hillcoat no sabe como terminar sus relatos, usando epílogos que desdibujan el mensaje del film. Si bien no echa por tierra todo lo construido anteriormente, jode bastante. A esto hay que sumarle que al tratarse de algo basado en hechos reales, siempre se le intenta dar un final edulcorado, por más que la peli sea dura y cruda.

La otra crítica es lo que comente mas arriba, y hablo de lo desperdiciados que están dos actores en particular. Uno es el poco famoso pero siempre rendidor Jason Clarke. Al ser uno de los tres hermanos tiene bastante menos protagonismo que los otros dos. Pero principalmente me quejo de lo poco usado que esta Gary Oldman, peor aun, las pocas veces que sale se come la pantalla con su carisma y un personaje que pedía a gritos salir más.

De todas formas Los Ilegales es una buena película. Aquellos que esperen tiroteos, mejor piénsenselo dos veces antes de verla, porque esto es un drama ambientado en la época de la ley seca. Eso si, cuando aparecen las armas, la cosa se pone heavy.

Párrafo final para mis amadas distribuidoras. Una vez mas vuelven a mostrar su exceso de inteligencia al estrenar la peli varias semanas después que la misma se consiga en calidad definitiva en la red de las redes. Bravo genios, si la peli es un fracaso de audiencia van a decir que era mala en vez de hacer autocritica. Eso si, las comedias románticas clónicas salen todas las semanas…

Un saludo traficando.

Jorge Marchisio
Mi face  Yorsh A. Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada